La odontopediatría es la especialidad que se ocupa de tratar las problemas bucodentales de los más pequeños. Es necesario que los niños mantengan una correcta higiene dental a diario para prevenir problemas y enfermedades que afecten al desarrollo normal de sus piezas dentales.

Es importante que los padres se involucren en la educación dental de sus hijos, para enseñarles cómo deben cuidar sus dientes y ser responsables de su higiene.

 

¿Cuáles son los tratamientos más comunes de la odontopediatría? 

A continuación vamos a enumerar los tratamientos de odontopediatría que realizamos con más frecuencia en nuestra clínica dental:

Pulpectomía: Se trata de un tratamiento parecido a la endodoncia, que es el tratamiento que se realiza a los adultos.

En el caso de niños se verían afectados sus dientes de leche. Se realiza cuando una caries es profunda y llega hasta la pulpa del diente.

Sellado de surcos y fisuras: Su principal función es proteger las piezas dentales de caries. Se trata de rellenar las fisuras y huecos que puedan hallarse en los dientes de leche, un tratamiento indoloro y muy efectivo.

Obturación: Más conocido como “empaste”. Es el tratamiento con el que los odontopediatras tratamos las caries de los más pequeños.

Es recomendable tratar las caries en el momento de su aparición, ya que así podremos prevenir problemas mayores y molestias.

Aplicación de flúor: Se realiza para endurecer el esmalte de las piezas dentales. Esto permite que los niños tengan una dentadura sana y fuerte.

Anomalías en la posición de los dientes y la mandíbula: La colocación de aparatos dentales ayuda a que los huesos de la mandíbula se desarrollen de una forma correcta y se corrija la posición de las piezas dentales.

Es importante que llevemos a nuestros pequeños una vez al año al dentista para poder realizar un seguimiento y control del estado de su boca.

Traumatismos: A menudo los niños pueden golpearse y caerse, con la mala suerte de sufrir una rotura, fisura o pérdida de una pieza dental. El odontopediatra se encarga de restaurar, reparar e incluso reimplantar la pieza, en el caso de que sea posible.

Anquilosis de los dientes de leche: Los traumatismos, a menudo, hacen que un diente se vuelva negro. Esto provoca la muerte de la pulpa (necrosis) y crea problemas para que el diente definitivo pueda erupcionar.

Para solucionar este problema es necesario acudir de manera pronta al odontopediatra para comenzar el tratamiento lo antes posible y evitar problemas mayores.

 

Anestesia en niños

Para disminuir el dolor en algunos de los tratamientos dentales que hemos mencionado en el apartado anterior, el odontopediatra puede utilizar distintos tipos de anestesia.

Lo habitual es que se aplique la anestesia local en la piezas dentales afectadas. El niño permanece consciente y está indicada para tratamientos cortos. También podrán darse casos más graves donde se aplique la anestesia intravenosa o la general aunque, como hemos dicho antes, no es lo habitual.

 

¿Cuándo debe ser la primera visita al dentista?

Lo ideal es que llevemos a nuestros hijos una vez cumplan el primer año de edad. Esto se debe a que de esta manera podemos controlar y realizar seguimientos de la salud dental de los pequeños, previniendo problemas futuros.

 

Contacta con nosotros 🙂

Pin It on Pinterest

Share This